sábado, 8 de abril de 2017

Paradigma Politico, Quien gobierna en Mexico


88 "clanes" familiares dominan Congreso

Acumulan años en la nómina parlamentaria desde 1934. 

53 dinastías llevan entre nueve y 18 años; 38 castas, entre 21 y 57.


Please support the blog by clicking the Skip ad sing in your top right corner.

 
 
Por favor apoya este blog al darle click a Saltar publicidad localizado arriba y a la derecha.

 

Todos juntitos y revueltos, así se gobierna en México, políticos de doble moral que van metidos en el mismo morral. Dividiendo a las masas estúpidas con esa idea absurda de la izquierda y la derecha, cuando en realidad ambas sirven al mismo fin ... 

De estas dinastías, 53 han tenido presencia en las Cámaras federales de entre nueve y 18 años.

En los últimos 81 años, periodo de prohibición de la reelección legislativa continua, 88 familias han tenido el control de 455 posiciones legislativas federales. De estas dinastías, 53 han tenido presencia en las Cámaras federales de entre nueve y 18 años; y 35 de entre 21 y 57, según una revisión efectuada por EL UNIVERSAL a lo largo de 27 Legislaturas.
Se trata de un conjunto de 230 legisladores pertenecientes a las castas que han dominado el Congreso desde 1934, las cuales han sorteado reformas y partidos para prolongar su permanencia. Muchos de los parlamentarios son candidatos en el proceso electoral en curso, y algunos hasta tienen asegurada la curul correspondiente a su clan, por la vía plurinominal. 
Pero no son sus prendas personales ni su popularidad o sus alianzas circunstanciales, las que les reportan el acceso a las postulaciones. Su patrimonio político reside en la cuna, el linaje, la casta, los apellidos reconocibles a oídos de la opinión pública y que abren las puertas del Congreso y en general del poder político: Rojo-Lugo, Batres, Vicencio, Sansores, Monreal, Alcaine, Manatou, Martínez, Ortega, Padierna.
Al monopolio de las candidaturas y de la representación en manos de las familias revolucionarias y de sus prolongaciones caciquiles regionales, agrupadas en el PRI, le sucedieron las nuevas formaciones políticas que, del PAN al PRD, de Convergencia al PT, privilegiaron con callado regocijo el mismo derecho de sangre que sus antecesores reclamaban como argumento de acceso al poder. 
Al cabo de los subsecuentes procesos de pluralización, ya sin el menor rubor, surgieron partidos con franca vocación familiar, como el PVEM de la familia Martínez, y Nueva Alianza (Panal), de la familia Gordillo. 
  
Calderón-Zavala, emblemáticos del PAN
La marca mayor es de la familia Vicencio, originaria de Xonacatlán de Vicencio, Estado de México, un poblado del Valle de Toluca que debe su instauración municipal a Celso Vicencio, diputado constituyente mexiquense en 1870, primer legislador de la familia, pero local.
Ya en la actual etapa constitucional, y a través del PAN, Abel Vicencio Tovar obtuvo la primera diputación para la familia y fue secundado por su hermano Astolfo. Ambos reunirían cuatro y tres diputaciones, respectivamente. Después, María Elena Álvarez Bernal, durante largos años esposa de Abel, fue diputada y senadora. En la segunda generación, Gustavo Arturo Vicencio Acevedo, hijo de Astolfo, fue dos veces diputado, y su primo, Felipe de Jesús Vicencio Álvarez, hijo de Abel y María Elena, ha sido diputado y senador. Los cinco legisladores de la familia reúnen 57 años el Congreso federal entre 1964 y 2006, con 18 posiciones legislativas. 
  
La familia Calderón-Zavala es también de las más emblemáticas del PAN en cuanto a presencia legislativa federal: fueron diputados Luis Calderón Vega, padre del ex presidente Felipe Calderón, Luisa María Guadalupe y Juan Luis Calderón Hinojosa, a su vez legisladores. Diego Zavala Pérez, padre de Margarita Zavala, esposa del expresidente, y ella misma, también han sido legisladores federales. Juntos reúnen 30 años de presencia parlamentaria.
Manuel de Jesús y Tatiana Clouthier, hijos del legendario líder panista Maquío, fueron diputados y llegaron por el PAN para después volverse independientes. El primero va por una curul como candidato independiente. 

Sindicalistas, Madrazo y Del Mazo: PRI
Los Rojo-Lugo, la dinastía surgida del matrimonio de Javier Rojo Gómez con Isabel Lugo Guerrero en 1925 en Huichapan, Hidalgo, han tenido siete legisladores federales entre 1937 y 2015: Adolfo y José Lugo Guerrero, Jorge Rojo Lugo, Humberto Lugo Gil, Adolfo Lugo Verduzco, Jorge y José Antonio Rojo García de Alba.
Varios de ellos han sido diputados locales pero en el Congreso federal reúnen 45 años, y salvo el primero y los dos últimos, todos han llegado a la gubernatura de Hidalgo. Jorge Rojo García de Alba fue secretario de Gobierno durante la gestión hidalguense de Osorio Chong.
Los Figueroa de Guerrero mantuvieron presencia legislativa desde 1940 y hasta 1993.
Las familias de los líderes cetemistas Fidel Velázquez y Leonardo Rodríguez Alcaine llegaron a 33 años; este último sólo alternó con su sobrino, Mauricio Valdés Rodríguez. 
Destacan también Melquiades y Jesús Flores Morales, con sus 26 años de congresistas; el primero ya fue gobernador. José Murat y su hijo Alejandro, de Oaxaca, reúnen 21 años.

La familia Madrazo de Tabasco dio tres legisladores que reúnen casi 15 años: Roberto Madrazo Becerra, que además de presidente nacional del PRI y gobernador, fue diputado federal en 1943, pero no concluyó debido al proceso de desafuero del que fue objeto, acusado de irregularidades en la contratación de braceros. Sus hijos le secundaron en las Cámaras federales: Carlos Armando fue diputado, y Roberto no sólo fue dos veces diputado y una senador, sino también candidato presidencial en 2006. 
  
La casa Fabela-Del Mazo-Peña, del Estado de México, ha dado ya cuatro gobernadores y un presidente de México: Isidro Fabela pasó la Gubernatura a su sobrino Alfredo del Mazo Vélez en 1945. Alfredo del Mazo González, hijo del anterior, fue electo gobernador en 1986, pero cubrió un breve lapso, pues fue llamado al gabinete federal y buscó, sin éxito, la candidatura priísta a la Presidencia. Pero Enrique Peña Nieto, hijo de su primo Enrique Peña del Mazo, sí llegó a la Presidencia, después de haber dado la cuarta Gubernatura a su familia. 
No todo han sido Gubernaturas en esa dinastía: Del Mazo González dejó un curul federal en 2005 para irse a trabajar a Toluca con su sobrino Enrique. Del Mazo Velez, padre del primero, ocupó un escaño en el Senado entre 1958 y 1952. En 2009 llegó a San Lázaro Gerardo del Mazo Morales, pero por el Panal; y ahora Alfredo del Mazo Maza, primo del Presidente y ex alcalde de Huixquilucan, es candidato a San Lázaro. 
El sonorense Manlio Fabio Beltrones, que apenas lleva 18 en récord personal, quiere fundar su dinastía, y ha enviado a su hija Sylvana como candidata en este 2015.
 
Elba Esther Gordillo Morales, ex lideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, obtuvo tres diputaciones y dos senadurías. Habría reunido 18 años como miembro del Legislativo, pero en la legislatura LIX entró en conflicto con el coordinador parlamentario tricolor, Emilio Chuayffet, y dejó el cargo a su suplente tras el primer año.

Una de sus hijas, Maricruz Montelongo Gordillo, todavía alcanzó a ser diputada por el PRI; pero desde 2006 la familia tiene al Panal, por el cual la otra hija de la ex sindicalista, Mónica Tzasna Arriola Gordillo ya fue diputada y es senadora. René Ricardo Fujiwara Montelongo, nieto de la profesora, también es diputado panalista. En 2018 la familia habrá reunido 28 años de vida parlamentaria. 

Los Ortega al frente del PRD
Una de las castas de la izquierda que más aprovecharon el modelo es la fundada por el ex presidente del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Jesús Ortega Martínez, quien inició su carrera legislativa en el extinto Partido Socialista de los Trabajadores (PST). Ha sido tres veces diputado y una vez senador.
Su esposa, Angélica de la Peña Gómez, comenzó a participar en posiciones parlamentarias en 2003. Fue diputada y es senadora. Antonio Ortega Martínez, hermano de Jesús, también ha sido dos veces diputado. Juntos reúnen 27 años de presencia legislativa.
Los Bejarano-Padierna, además de haber ostentado jefaturas delegacionales, puestos en el gabinete capitalino y asientos en la Asamblea local, también han cobrado en el Congreso de la Unión. René Bejarano, famoso por haber sido grabado recibiendo grandes cantidades de dinero como parte de tratos oscuros con el Grupo Quart, sólo fue diputado federal una vez, de 1991 a 1994. Pero su esposa, Dolores Padierna, ha sido dos veces diputada y ahora es senadora. Apenas llevan 12 años, pero el periodo de Padierna concluye en 2018, cuando la familia cumplirá 15 años en el Congreso federal.
En la izquierda también ha destacado la familia Monreal, de Zacatecas. Ricardo Monreal Ávila, ex gobernador del estado, primero fue diputado del PRI, y ahora lo es de Movimiento Ciudadano. Fue senador por el PRD y el PT. Es un destacado miembro del partido Morena y quiere ser jefe delegacional en Cuauhtémoc.
Su hermano David —ex alcalde de Fresnillo— consiguió en 2012 una senaduría por el PT, cargo que completará en 2018. Su hermana Susana también fue diputada del PRD. Magdalena Núñez Monreal, su prima, también ha sido dos veces senadora, por el PT y por el PRD. Los Monreal tienen 24 años en las curules federales. 
Una familia con trayectoria parecida son los Batres Guadarrama. Fueron diputados federales por el PRD: Lenia (1997-2000), Valentina Valia (2006-2009), y dos veces Martí (1997-2000, 2012-2015). Ahora todos son morenistas.
En el PT, los hermanos Alejandro y Óscar González Yañez han reunido 15 años como legisladores; el primero va como plurinominal. 

Layda: la hija del cacique
A la izquierda pragmática pertenece Layda Sansores San Román, hija del patriarca de Champotón, Carlos Sansores Pérez, llamado El Negro, quien fuera líder nacional del PRI, gobernador de Campeche, presidente de la Cámara de Diputados y presidente del Senado. El Negro se llevó a la tumba los detalles y heredó sus bienes a la familia.
Años después, Layda quiso acceder a la gubernatura que antes fuera de su padre, pero el PRI se lo negó. Surgió entonces en ella la vena izquierdista. Así, ha sido dos veces diputada y dos veces senadora, lo mismo por el PRD que por Movimiento Ciudadano o por el PT.
Padre e hija reúnen hasta hoy 36 años en el Congreso. Ella busca ya la gubernatura campechana por tercera vez, bajo las siglas de Morena. Si no la consigue volverá al senado, donde su encargo concluye en 2018. 


¿Has votado por alguno de estas personas?
















No hay comentarios:

Publicar un comentario